jueves, 18 de marzo de 2010

Poema. Mayte Sánchez Sempere

Mi amor camina
abrazando una piedra,
un pedazo de mundo
real,
duro,
pesado,
satélite vencido
que vuelve dócil
al seno
de esta madre
que bebe nuestros pasos.

La abraza
como el barco besa al ancla,
como el árbol
susurra a sus raíces,
la abraza
y camina
hundiéndose en mi suelo,
en la veta
escondida,
en el profundo arroyo.

Arrastra los pies,
mi amor,
por no elevarse,
por no abandonar
del todo
a los caídos;

abraza una piedra
y la convierte
en vuelo, aire, sombra, luz, arte, estallido.

1 comentario:

  1. techu tiene grandes poemas maestro, un abrazo zuñi. voltios.

    ResponderEliminar