sábado, 25 de julio de 2009

Como un pájaro. José Luis Hidalgo

Como un pájaro herido
venía tu tristeza,
sus pobres alas mustias
sosteniéndote el alma.
Había un aire azul
con un cielo sin fondo
para volar...

¡Y el pájaro
leve de tu tristeza
voló a mi corazón
porque tú me querías!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada